Leticia Jordán

Leticia Jordán

Querendona de Bolivia, migrante por circunstancias. Mi catarsis para redescubrirme es estudiar.

Empecé escribiendo un diario de confesiones extraviadas, me fui a la universidad y mi madre, en su afán de ordenar, botó todas mis pertenencias de colegiala, entre ellas mis vivencias.

Escribí cartas para liberar emociones y sentimientos, aterricé en el periodismo, Los Tiempos, Entre Líneas –de la UPSA– y luego El Deber.

Mi vida es siempre una narración contextualizada de la suma de varias historias.

Bajo la “concepción narrativa” del filósofo Alasdair MacIntyre, entendí con amplitud mi sentido de pertenencia e identidad con Bolivia, sin por ello perder la capacidad de juzgar lo negativo de mi país.

Twitter: @JordanLeticia